News Oaxaca News Oaxaca News Oaxaca

muni-villa

Red Amigo

tribunal

Impartirá IEEPO curso sobre uso del "Ábaco Cranmer"

Share

abaco

 

El Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) a través de la Unidad de Orientación al Público número 1 invitan al curso taller sobre el “Uso del Ábaco Cranmer”, dirigido a personal docente del sistema educativo estatal con discapacidad visual, padres de familia y público en general.



El curso tendrá una duración de 24 horas en sesiones que se realizarán los días jueves, en el período comprendido del 28 de febrero al 2 de mayo de 16 a 19 horas.

La directora de la Unidad de Orientación al Público número 1, María Leticia Méndez Hernández, indicó que para mayores informes e inscripciones deben solicitarlos en avenida de las Etnias número 422 en la Colonia Reforma o bien llamar al 044 951 11 79 384.

Dijo que el cupo es limitado y sólo se solicitará una cuota de recuperación para el material que se utilizará, ya que también se enseñará a elaborar el ábaco Cranmer.

Explicó que este tipo de ábaco se utiliza para enseñar a las personas ciegas a realizar las cuatro operaciones básicas de las matemáticas, como son: la suma, resta, multiplicación y división, para la elaboración elemental de estos procedimientos.

El ábaco o contador fue uno de los primeros recursos utilizados en la antigüedad, para la enseñanza de la matemática.

Debido a lo complicado del sistema de numeración, basado en los números romanos, se buscó el auxilio de los ábacos para realizar las operaciones de cálculo. La primera forma fue simple: una especie de bandeja cubierta por una fina capa lo arena, donde se podían trazar figuras; la usaron, entre otros, los griegos.

Este ábaco, adaptado, es el que se utiliza para enseñar matemáticas a los ciegos.

En 1948, el Sr. Joaquín Lima de Moraes, de Brasil, contando con la colaboración de dos expertos japoneses, estudió la técnica de las cuatro operaciones, comprobando que era posible adaptar y simplificar el ábaco japonés para ser usado por ciegos.

En 1956 se inició el dictado de la Cátedra de Aritmética por el método Soroba en el Curso de Especialización de Profesores para la enseñanza de ciegos, de San Pablo (Brasil).

A partir de allí se promocionaron y divulgaron las técnicas del uso del ábaco en Brasil y en el extranjero.

En Estados Unidos, según informaciones obtenidas en bibliografía especializada sobre el tema, a partir de la década del 60 se inician los estudios para adoptar el Soroba japonés a fin de ser utilizado como aparato de cálculo para los ciegos.

El precursor fue T. V. Cranmer, director del Departamento de Educación especializada en ciegos, de la Universidad de Kentucky, quien realizó estudios acerca de las técnicas del uso del ábaco japonés y diseñó uno para ser usado por ciegos, muy semejante al de Moraes en Brasil pero con menos ejes; consta de trece y se le conoce como “ábaco Cranmer” y es el que se utiliza casi en todo el mundo.

En México, en 1972 el Comité Internacional Pro-Ciegos introdujo el ábaco Cranmer, iniciándose este mismo año las clases especiales para su manejo tanto en el Comité como en la Escuela Nacional para Ciegos en donde la autora fue la encargada de su enseñanza en esta última institución.

Está comprobada la eficacia del ábaco para la enseñanza de matemática a disminuidos visuales.

El ábaco sirve para todas las personas, y no diferencia al ciego, ya que no es de uso exclusivo como el sistema braille.

Las personas disminuidas visuales, con buena capacidad intelectual, atención y sin dificultades motrices, logran el buen dominio de su técnica.

En niños ciegos integrados en escuela común, a nivel primario o secundario, es fundamental el uso del ábaco por las múltiples ventajas que ofrece.

Share

muni-villa

Red Amigo

tribunal